Ir al contenido principal

Nuestros Principios de Acción reafirman los valores del Grupo relacionados con el medioambiente, innovación, nuestra organización y nuestros principales accionistas (accionistas, clientes, empleados, proveedores y socios de negocios).

Nuestros accionistas

La satisfacción y la lealtad de nuestros accionistas permiten a Air Liquide desarrollar una estrategia a largo plazo. Los accionistas se encuentran en el corazón de las preocupaciones de Air Liquide

y de su gestión. Todas las decisiones corporativas se toman considerando los intereses de la compañía y de sus accionistas, con el objeto de garantizar el crecimiento en el valor de nuestros negocios.

Esta responsabilidad se establece en nuestra “Carta a los accionistas” basada en los siguientes compromisos:

Nuestros clientes

Air Liquide se anticipa a los desarrollos de mercado, escucha continuamente a sus clientes, ofreciéndoles tecnologías innovadoras y competitivas, productos y servicios y cumple con sus compromisos.

Profesionalismo y rigor garantizan la seguridad, disponibilidad y confiabilidad de sus servicios.

Air Liquide trabaja junto a sus clientes en todo el mundo, localmente y globalmente, sobre una base diaria y a largo plazo, invirtiendo en su nombre y proveyendo un servicio regular de forma duradera, dentro del marco de una clara relación contractual en línea con los intereses económicos de cada parte.

Nuestros empleados

Air Liquide impulsa su propio éxito y el de sus empleados, motivándolos en el desempeño de su trabajo y alentándolos a establecer exigentes estándares de rendimiento por sí mismos.

Ofrecemos a todos los empleados condiciones de trabajo focalizadas en la seguridad del lugar de trabajo, respeto por las personas, el rechazo de todas las formas de discriminación, un nivel competitivo y una compensación acorde con el desempeño y la cultura de la diversidad, mentalidad abierta y transparencia.

Air Liquide une a todos sus empleados fomentándoles sus iniciativas, su sentido de la responsabilidad y su profesionalismo, promoviendo un fuerte sentido de trabajo en equipo y el intercambio de conocimiento.

Todos nos debemos preparar para enfrentar futuros desafíos a través del desarrollo de nuestras habilidades, capacitación, movilidad profesional y geográfica y el diálogo.

Nuestros proveedores y socios de negocio

La relación entre Air Liquide y sus proveedores está basada en una evaluación continua y objetiva de su desempeño en términos de calidad, competitividad y servicio.

Debido a que los negocios de Air Liquide son tanto locales como globales teniendo en cuenta una base de clientes internacional, Air Liquide considera importante la capacidad de nuestros proveedores de acompañar al Grupo a través del mundo para garantizar un alto nivel de seguridad, confiabilidad y competitividad.

En algunas áreas críticas, nuestros socios de negocio se involucran en nuestra estrategia comercial lo cual requiere establecer relaciones fuertes y duraderas con ellos.

Comunidades locales

Air Liquide cumple con las leyes y regulaciones en todos los países y regiones del mundo donde opera, particularmente en áreas de trabajo, competencia y el medioambiente y, en ciertos casos,

también impone sus propias normas.

Air Liquide no se involucra ni en la operación ni en el financiamiento político. Todas nuestras filiales son buenos ciudadanos e implementan los principios de gobierno y la transparencia de los principios del Grupo.

Air Liquide rechaza todas las formas de corrupción. La independencia no significa indiferencia y Air Liquide es parte del desarrollo económico y social de las regiones donde opera a través de sus actividades técnicas, industriales y económicas.

Air Liquide alienta las iniciativas comunitarias emprendidas por sus filiales y sus empleados, particularmente en el campo del medioambiente, salud y educación.

El medioambiente

Air Liquide cumple con las leyes medioambientales, regulaciones y normas. A través de sus tecnologías, logra mejoras continuas en la eficiencia energética de sus propias instalaciones y controla las descargas de residuos.

Air Liquide contribuye al desarrollo sostenible:

Una cultura de innovación y desempeño

La innovación, particularmente en el área tecnológica, y el desempeño han sido los valores centrales de Air Liquide desde su concepción.

La innovación es un pilar esencial de la estrategia de crecimiento de Air Liquide y de su éxito. No es sólo el producto de Investigación & Desarrollo pero también se debe a la creatividad de sus empleados, la cual se encuentra estimulada, reconocida y compartida a través de un organizado sistema de gestión.

El rendimiento es la prioridad objetiva para todos en Air Liquide, en todo área y nivel. El desempeño es el producto de las competencias de todos nuestros empleados, su habilidad para repensar continuamente y cuestionar en orden para avanzar, y su voluntad para trabajar juntos en equipos y compartir las mejores prácticas para una rápida implementación.

El desarrollo sostenible se logra a gracias a una estricta gestión. Lo cual requiere la utilización de herramientas de medición, reconocimiento del desempeño y la adhesión a un marco de referencia común basado en la disciplina.

La innovación y el desempeño se sustentan en una referencia común y compartida y en un sistema de gestión.

Los sistemas y la organización

Air Liquide posee una clara estrategia, prioridades a mediano plazo, planes de acción anuales, principios de acción y políticas del Grupo, todo ello permite combinar los esfuerzos de nuestro personal en un acercamiento coherente.

La organización de Air Liquide se basa en la dualidad de sus negocios, los cuales son locales y globales.

Una organización flexible que se encuentra cercana a lo que el cliente nos permite hacer:

Puesta en común de nuestros conocimientos y recursos en términos de experiencia profesional y funcional dentro de áreas geográficas o líneas de negocios, y el uso de la gestión basada en proyectos cuando sea necesario, lo que nos permite compartir y enriquecer nuestro know-how, para acelerar las implementaciones y mejorar la eficiencia.

Los equipos funcionales y de gestión de las líneas de negocio del Grupo, definen el marco con las diferentes zonas en las cuales se hace posible implementar la estrategia consistente y rápidamente dependiendo de las condiciones del mercado, para clarificar los procesos de implementación, para diseminar el know-how y para ampliar el desarrollo de las personas. Este marco es revisado periódicamente para adaptarlo a los cambios del contexto.

Los continuos análisis de riesgos nos permiten implementar los medios necesarios requeridos para gestionar los riesgos que podamos enfrentar y mitigar su impacto.

Finalmente, la función de auditoría interna nos permite chequear que nuestros principios de acción; sus reglas relacionadas y procesos sean debidamente respetados y que nuestros sistemas sean pertinentes y eficaces.